Home » , , , » [Reseña] Flash nº 1: La infame muerte de los Villanos

[Reseña] Flash nº 1: La infame muerte de los Villanos

Escrito por Raúl Peribáñez el lunes, julio 09, 2012 | lunes, julio 09, 2012


Guion: Geoff Johns
Dibujo: Francis Manapul y Scott Kollins
Portada: Francis Manapul
Recopila Flash v2 1-8, Flash Secret Files 2010
Edición española: Planeta DeAgostini, 2011. 20 €.

Cuando reviso mi colección de cómics y veo que me falta algún capítulo o tomo, ¡mierda, qué frustración! Me entra la vena completista y no puedo evitar pensar que debería haberlo comprado. Luego me acuerdo de por qué no lo compré, que en realidad es una patata de tebeo y que no valía la pena los euros que costaba. Pero también están esos otros que sí tienen calidad más que suficiente para estar en la estantería, pero que me echaron atrás por el precio. Ese es el caso de tomo -tomazo, más bien- Flash: La infame muerte de los Villanos, el cual he adquirido recientemente con un 30 % de descuento. De 20 euros a 14. Así sí que lo compro, ¿veis?

Supongo que todos recordáis que bajo la máscara de Flash solía estar Wally West, ese chaval que a todos nos caía de puta madre, que había vivido grandes aventuras y etapas y que nos había hecho olvidar a Barry Allen... si es que alguien se acordaba de él, ya que permanecía muerto desde los años 80 y sus aventuras durante la Silver Age no eran especialmente memorables. A decir verdad, a Barry lo conocíamos más por las referencias que hacía Wally y por la veneración que todos los superhéroes hacían hacia él, pero no por sus propios cómics. Nadie se quejaba por ello, la verdad, nadie exigía el regreso de Barry. Su muerte había sido una de las más heroicas y como se suele decir, bien está lo que bien acaba. Pero con la entrada de Dan Didio en la dirección de DC Comics, la editorial se empantanó en conseguir el mayor 'hype' posible... hasta llegar a lo que parecía imposible: el regreso de Barry Allen. Antes, marearon la perdiz cancelando la serie de Wally, lanzaron una nueva protagonizada por Bart Allen -la cual terminó a los pocos episodios con la muerte del personaje- y finalmente, recuperaron a Wally como velocista en una etapa que pasó con más pena que gloria.

Y así es como llegamos a este tomo.

Bueno, más o menos, ya que antes estuvo Flash: Renacimiento -en un más que evidente intento de emular el éxito de Green Lantern: Renacimiento- y Flash: La noche más oscura. El primero es imprescindible y el segundo no tanto.

Ya os he dicho que DC mareó mucho la perdiz.

Vale, ahora sí, ya hemos llegado a este tomo. La infame muerte de los Villanos. Si no has leído esos dos cómics previos o incluso no has leído un comic del velocista en tu vida, puedes entenderlo perfectamente. Solo tienes que saber que Barry está vivo, que trabaja en la policía científica y que su esposa es Iris. Es fácil. Por supuesto, Flash tiene villanos, concretamente a los Villanos, un grupo de personajes que, seguro, al principio te echará para atrás -¿Capitán Frío? ¿Capitán Bumerán? ¿No había mejores nombres?- pero al que le terminas cogiendo cariño.

El responsable de este tomo es Geoff Johns, quien ya había firmado una larga y exitosa etapa en la serie 'pre-hype', cuando a los guionistas les dejaban tranquilos y podían permanecer durante años escribiendo un título. Durante aquellos tiempos descubrimos que los Villanos, pese a lo trasnochados que parecen, en realidad molan. Cada uno de ellos tiene una historia de tragedias y pocos triunfos. Desgraciadamente, solo Johns sabe qué hacer con ellos y en cuanto dejó de escribir The Flash, estos cayeron en desgracia y en contradicciones respecto a lo que se había visto anteriormente. Aquí, Johns los recupera dando una vuelta de tuerca al tema presentando a los Renegados, un grupo de policías del siglo 25 que guardan un gran parecido con los Villanos en nombres, vestimentas y poderes. Los Renegados acusan a Barry de asesinar a uno de los suyos y cuando se analiza el cuerpo de la víctima, Barry descubre que efectivamente, él es el responsable.

Creo que Johns intenta remarcar la faceta de Barry como forense para dejar claro que esta aventura no se podría contar si la protagonizara Wally. Como decía antes, todos apreciamos a Wally, pero hay que reconocer que el trabajo de Barry como policía científico es más interesante y da pie a cómics que, con aquel, no serían posibles. No sé hasta qué punto esto justifica su regreso de entre los muertos, eso sí.

Por otra parte, tenemos alguna que otra referencia a hechos recientes en el Universo DC. Esta serie se lanzó en EEUU como parte de El día más brillante y guarda menciones como "esta noche vamos a cenar con Carter y Shiera" -recién vueltos a la vida en La noche más oscura- o ver al Capitán Bumerán vivo de nuevo y usando bumerans negros como cuando era un Black Lantern... Son cuatro cosillas sin importancia y no molestan, la verdad.

Por último, y no por ello menos importante, nos encontramos con los preciosos dibujos de Francis Manapul, del que me puedo quedar embobabo mirando una página. Qué bien dibuja este tipo y qué bien colorea Brian Bucellato. Y eso que aquí todavía no han desplegado todo su talento artísticos, como harán en la siguiente serie regular. También vemos por aquí a Scott Kollins, a quien todos recordamos con cariño por todos los episodios que hizo de The Flash y que de vez en cuando dibuja alguna cosilla relacionada con los Villanos para rememorar los viejos buenos tiempos. En concreto, se ocupa de los números 7 y 8, que están centrados en el Capitán Bumerán y en el Flash Reverso, importantes además porque encaminan la serie hacia lo que sería Flashpoint.

0 comentarios :