Home » , » [Reseña] Black Adam

[Reseña] Black Adam

Escrito por Raúl Peribáñez el jueves, diciembre 20, 2012 | jueves, diciembre 20, 2012


Guion: Peter Tomasi
Dibujo: Doug Mahnke
Entintado: Christian Alamy
Portada: Doug Mahnke
Recopila Black Adam: Dark Age nº 1-6

Este tomo recoge íntegramente la serie limitada Black Adam: Dark Age, la cual tiene lugar después de lo acontecido en 52. Quienes hayan seguido esa serie sabrán que Adam era uno de sus principales protagonistas y que con el paso de los episodios fueron muchas las cosas que le ocurrieron: se casó con Isis, tomó a Osiris como un hermano pequeño, les concedió una parte de su propio poder, intentó reformarse y tomar una actitud benigna para con Kandhaq, vio cómo era traicionado y tanto Isis como Osiris morían, enloqueció y provocó la Tercera Guerra Mundial, perdió sus poderes... Y así es como ahora en este Black Adam: Dark Age se explica qué pasa con el personaje. Si eres de los que disfrutaste con sus apariciones en 52, te interesará echarle un vistazo a este cómic.

La historia comienza con Adam desprovisto de sus poderes, a los que no puede acceder porque el Capitán Marvel -que ha reemplazado a Shazam en Los juicios de Shazam- ha cambiado la palabra mágica que debe pronunciar. Así pues, siendo un simple humano, Adam se embarca en la misión de recuperar el cuerpo de su esposa Isis y llevarla a un pozo de Lázaro (sí, los de Ra's Al Ghul) para resucitarla. Para ello tiene que conseguir entrar en Kandhaq, y lo hace ayudado por unos cuantos hombres que aún le sirven como el amo que fue de este país. Esta es la premisa inicial, pero a partir de ahí la historia va evolucionando con la entrada en escena de Felix Faust, el fracaso de Adam en resucitar a su esposa, su recuperación parcial de los poderes o la aparición de multitud de superhéroes que andan buscándole por todo el mundo.

El cómic es todo lo que uno puede esperar de una aventura de Black Adam: acción, humor negro, violencia desatada... Un buen ejemplo es una secuencia en la que Adam está en lo alto del Himalaya y se encuentra con un monstruo (una especie de "hombre de las nieves"), el cual intenta matarle, así que Adam reacciona sacando un cuchillo con el que termina cortando a la bestia, se agarra a su intestino saliente como si fuera una cuerda y se lanza montaña abajo. Otro momento reseñable del cómic son los individuos que ayudan a Adam a entrar en Kandhaq, una muestra de la estupidez humana a la que se puede llegar por fidelidad hacia alguien: Adam les dice "Tendréis que sacrificaros por mí. Os recordaré el resto de mi vida" y ellos responden "Claro. Lo entendemos", a lo que inmediatamente se lanzan a recibir unos cuantos disparos. Lo divertido es que pocas páginas después Adam vuelve a embaucar a otros hombres para que den sus vidas por él, remarcando así el caracter egocéntrico de este personaje. Lo bueno de todo es que pese a que la violencia es muy explícita, al menos tiene una razón de ser dentro de la historia.

El guion corre a cargo de Peter Tomasi, conocido por ser editor en DC y que últimamente se está animando a esto de escribir él mismo las historias. No lo hace nada mal, la verdad. Este trabajo demuestra que podemos estar ante un gran guionista al que tener en cuenta en el futuro. El único pero de este cómic es que es una clara continuación de 52, a lo que se añade que a su término deja al personaje preparado para aparecer en Cuenta atrás a Crisis Final nº 1. Es por esto que deja la sensación de que la historia no tiene mucha autonomía, de que está incompleta y de que hay que continuarla leyendo otros cómics. Aún así, lo cierto es que es muy disfrutable, gracias sin duda al buen hacer de Tomasi. Por otra parte está Doug Mankhe, un dibujante en constante evolución que hace uno de sus mejores trabajos. Visualmente el cómic es una auténtica gozada en todos los sentidos: por la narración, por lo espectacular de las secuencias de combate, por lo grotesca que es la violencia... En definitiva, y por unas cosas y otras, este Black Adam es una compra muy recomendable.

0 comentarios :