Home » , , » Superman / Batman: Aigam

Superman / Batman: Aigam

Escrito por Raúl Peribáñez el sábado, diciembre 08, 2012 | sábado, diciembre 08, 2012

Este artículo fue publicado originalmente en el número 19 de Superman / Batman vol. 2 (Planeta DeAgostini).

Los cómics de superhéroes constituyen un género de géneros y pueden presentar historias de muy diferentes tipos… incluyendo aquellas relacionadas con lo sobrenatural. De hecho, la magia es un tema recurrente en el Universo DC y ya en 1940 aparecieron personajes místicos como el Espectro y el Doctor Destino. Con el paso de los años esta breve lista crecería con decenas de hechiceros, demonios, duendes y demás farándula que, en los últimos tiempos, está gozando de más protagonismo que nunca. Esto se debe principalmente a la labor del guionista Bill Willingham, quien ha explorado la parcela mágica de DC mediante un peculiar equipo de superhéroes místicos llamado Shadowpact. Entre los miembros de este “Pacto de las Sombras” están el chimpancé Bobo, Diablo Azul (que también se ha dejado ver en Jóvenes Titanes por su relación con Chico Diablo), Ragman y algunos otros. Podéis seguirles la pista en el cómic El Día de la Venganza y después en la colección titulada a su vez Shadowpact donde, por cierto, el demonio Etrigan es convertido en una figura pétrea tal y como aparece en este número de Superman/Batman.

La magia es también uno de los puntos débiles del Hombre de Acero. Tanto es así que personajes como el Capitán Marvel o Silver Banshee pueden dañarle porque sus poderes son de origen místico. Los guionistas utilizan la magia de forma recurrente para poner en apuros a Superman cuando la omnipresente kryptonita ya resulta hastía, pero juntar ambos elementos es toda una novedad. Así, la resultante kryptonita plateada se une al resto de variedades como una de las más peculiares: ¿quién sabe qué efectos podría producir en el futuro dado su carácter mágico? Curiosamente, la kryptonita plateada ya existía en la continuidad pre-Crisis, pero no tenía relación alguna con la magia.

Por su parte, Batman siempre se ha mostrado reacio a aceptar el mundo de lo sobrenatural. Es una de esas paradojas características de los universos de superhéroes: los personajes con gran capacidad intelectual creen en la ciencia y reniegan de la magia pese a que continuamente se topan con ella. No parece sacarle de sus trece ni Zatanna, una joven hechicera con la que mantiene una larga amistad. Este personaje comenzó a gozar de especial protagonismo a raíz de su participación en Crisis de identidad y últimamente se ha dejado ver en la colección del Caballero Oscuro, ayudándole en algún que otro caso. Sus hechizos, que se dan cuando pronuncia una frase al revés, son sólo una de las muchas formas que puede adoptar la magia en un mundo donde no hacen falta “humo y espejos” para realizar prodigios.

0 comentarios :