Home » » 52: Semana 0

52: Semana 0

Escrito por Raúl Peribáñez el viernes, mayo 03, 2013 | viernes, mayo 03, 2013

¡Atención! A partir de este mes, cada semana publicaremos una entrada dedicada a repasar la serie 52: personajes, referencias, curiosidades... Si queréis revivir esta gran colección al mismo ritmo que fue publicada originalmente, atentos a esta sección.


El 10 de mayo de 2006 apareció el primer número de 52, una serie publicada por DC Comics que se caracterizaba por su periocidad semanal; que duraría tantos números como semanas tiene un año, o sea, 52; y que transcurría en tiempo, esto es que, por ejemplo, cuando los lectores estaban celebrando la Navidad, los protagonistas también lo hacían. A todo esto se añadían dos rasgos característicos más: primero, la historia no se centrarían en los manidos Superman, Batman y Wonder Woman, sino en personajes secundarios, e incluso terciarios, como Black Adam, Booster Gold, el Hombre Elástico o Reneé Montoya; y segundo, detrás del estético número 52 se escondía un gran secreto que no se revelaría hasta el último número.

Cabe señalar que 52 surgió como consecuencia de Infinite Crisis, (Crisis Infinita), una serie limitada publicada a caballo entre 2005 y 2006 con la que se celebraba el 70º aniversario de la editorial y el 20º de Crisis en tierras infinitas, la cual trajo de vuelta algunos personajes, recursos y argumentos de la Crisis de 1985. Solo que, en aquellos momentos, nadie más que DC Comics sabía qué relación podía haber entre los dos títulos, pues en principio 52 era simplemente la serie donde se iba a contar qué había pasado entre el desenlace de ese evento y las series regulares, las cuales habían dado un salto en el tiempo de doce meses. La maniobra comercial fue muy acertada: todas las series del Universo DC fueron relanzadas bajo el lema 'Un año después', presentando a los personajes un tanto distintos por algo, lo que fuese, que les había ocurrido durante el último año. Y como nadie aclaraba qué era, la respuesta había que buscarla en las páginas de 52. A decir verdad, a medida que pasaban los meses, algunas de esas cuestiones sí que se aclaraban en las propias series, pero por lo pronto se había conseguido vender 52 bajo ese pretexto.

Hacer una serie como esta era harto difícil, por lo que DC Comics recurrió a cuatro de los mejores guionistas con los que contaba en aquellos momentos: Grant Morrison, Geoff Johns, Mark Waid y Greg Rucka. Cada uno escribía una parte de los episodios repartiéndose los personajes según sus preferencias y después se coordinaban para que todas las partes tuviesen sentido entre sí. Para el dibujo era evidente que difícilmente podían encontrar un artista capaz de dibujar 80 páginas al mes durante todo un año, por lo que hubo que echar mano de multitud de profesionales. J. G. Jones se convirtió en el portadista oficial de la serie, Keith Giffen estableció el diseño de cada episodio, con el fin de que hubiese cierta homogeneidad pese a los continuos cambios de dibujantes, el competente Joe Bennett se involucró en buena parte de la colección... Entre unos y otros se consiguió sacar adelante un proyecto tan ilusionante como complejo de realizar.

Además de la historia principal, cada cuaderno incluía el relato La historia del Universo DC, con guiones y dibujos de Dan Jurgens, quien en boca de Donna Troy repasaba la continuidad desde los albores de los tiempos hasta los recientes acontecimientos. El objetivo de esta historia era que los lectores neófitos que se habían animado con 52 pudiesen conocer rápidamente los precedentes de este universo. Siguiendo este enfoque, posteriormente se comenzaron a incluir dos páginas que contaban el origen de un superhéroe del Universo DC, estando todos ellos escritos por el enciclopédico Mark Waid y dibujados por grandes talentos como Brian Bolland, Ivan Reis o Kevin Nowlan.

Hacia la recta final de la serie los editores de DC decidieron explotar aun más la idea publicando la serie limitada 52: World War III (52: La III Guerra Mundial), la cual transcurría entre los números 50 al 52. Se trataba claramente de un subproducto innecesario, si bien los guionistas tuvieron que acomodarse a las necesidades comerciales de la editorial. Al término de la serie principal, también se publicaron otros cómics a modo de spin-offs: Booster Gold, Black Adam: The Dark Age (Black Adam), Infinity Inc., 52 Aftermath: The Crime Bible: Five Lessons of Blood (52: La Biblia del Crimen), Metal Men, The Great Ten...

En España, la edición de 52 llegó la segunda semana de mayo de 2007, si bien un mes antes David Hernando, editor de Planeta DeAgostini, ya había presentado el primer número en una rueda de prensa en el Salón del Comic de Barcelona. La edición española era idéntica a la americana y se respetaba la periodicidad semanal, añadiendo, eso sí, artículos de Enrique Ríos sobre el Universo DC en todos los números de la colección. Conscientes de la capacidad natural de esta serie para generar nuevos lectores, Planeta DeAgostini hizo un importante esfuerzo fijando el económico precio de 1,75 € por número. En octubre de 2012, ECC Ediciones inició la reedición de 52 en cuatro lujosos libros en tapa dura.