Home » , » [Reseña] Los leones de Bagdad

[Reseña] Los leones de Bagdad

Escrito por Raúl Peribáñez el jueves, septiembre 12, 2013 | jueves, septiembre 12, 2013

Guion: Brian K. Vaughan
Dibujo: Niko Henrichon
Portada: Niko Henrichon
Recopila Pride of Bagdad
Edición española: Planeta DeAgostini, 2007. 14,95 €.

La historia que nos cuenta este comic está basada en hechos reales: en 2003, durante los ataques del ejército norteamericano a Irak, cuatro leones escaparon del zoológico en Bagdad en el que se encontraban. A partir de premisa, el guionista Brian K. Vaughan desarrolla el viaje que emprenden estos felinos, el cual sirve además para reflexionar sobre la inocencia, el honor y el respeto, pero también sobre la guerra, la codicia o el odio, lo cual no es otra cosa que una reflexión sobre la propia guerra de Irak.

El guion de Vaughan toca la fibra sensible de cualquier lector: humaniza a los animales en el sentido de que estos tienen nombres propios e incluso pueden hablar. Es imposible no encariñarse con el pequeño Alí, un leoncillo que no ha visto más mundo que el que tenía en ese zoológico; con Safa, en cambio, se siente un poco de pena por todas las barbaridades a las que ha sido sometida; el guerrero, pero algo despistado, Zill transmite buenas vibraciones; y por último, Noor, la madre protectora con fuerte temperamento, también llega a encandilar. Pese a esta humanización de los personajes, se respeta la naturaleza de los animales y se pueden apreciar detalles como que un león lame a otro o le da un topo en la cabeza.

Respecto al tema de fondo, el guionista se limita a exponer sutilmente las posturas y dejar que sea el lector quien se incline por unas u otras. Así es que la vieja Safa prefiere permanecer en el zoológico y anteponer la seguridad a la libertad, como harían muchos ciudadanos norteamericanos al preferir perder algunas libertades ante el peligro del terrorismo; mientras, la joven Noor es una revolucionaria que, ya antes del ataque, planeaba una escapada de ese lugar, que en cierto modo representaría a los iraquíes que desde las sombras deseaban la caída de Sadam Husein. Personalmente, me hubiese gustado que Vaughan se ensuciase las manos y tomase una postura respecto al tema de fondo: ¿está a favor o en contra de la intervención de EEUU en Irak? ¿Lo justifica o reniega de la decisión de su gobierno? ¿Se cree que este movimiento militar es realmente una respuesta por los atentados del 11S? ¿Qué le parecen las muertes de civiles inocentes durante este conflicto?

Por último, quiero destacar también el enorme trabajo de Niko Henrichon, el otro gran aliciente de esta novela gráfica. Basta con que echéis un vistazo a las primeras páginas para comprobar que, visualmente, Los leones de Bagdad también es una joya.

Por cierto, que el final de este comic es... en fin, muy triste. Durante toda la historia Vaughan consigue que cojamos cariño a los leones, así que el desenlace impacta aun más.

0 comentarios :