Home » , » Las destrucciones de la Torre de los Titanes

Las destrucciones de la Torre de los Titanes

Escrito por Raúl Peribáñez el jueves, octubre 02, 2014 | jueves, octubre 02, 2014

Cuando en 1980 el editor Len Wein y los autores Marv Wolfman y George Pérez crearon los Nuevos Titanes, tomaron como referencia algunos de los cómics de Marvel que más les gustaba. De hecho, es evidente que esta nueva versión de los Jóvenes Titanes era, digamos, "un cómic Marvel pero en DC". Esto se podía notar hasta en el cuartel general, la Torre, que recordaba al Edificio Baxter de los 4 Fantásticos. La etapa de estos autores es fundamental para entender el porqué de la importancia de los Titanes, tanto que la Torre está definitivamente en el colectivo imaginario, cuando pensamos en la base de operaciones del grupo.

Clásicos DC: Nuevos Titanes nº 18
La primera Torre fue construida por el padre de Cyborg, el doctor Silas Stone, después del accidente que sufrió su hijo. La Torre fue situada en una isla en el Río Este, en la ciudad de Nueva York. Estaba equipada con una sala de reuniones, zonas de ocio, de entrenamiento... hasta dormitorios.

Sin embargo, la Torre era demasiado visible y estaba en el punto de mira de los enemigos de los Nuevos Titanes. Como le suele pasar a los grupos de superhéroes, que tarde o temprano pierden el cuartel general en alguna dramática aventura, la Torre fue atacada en varias ocasiones, aunque generalmente volvió más tarde y, en ocasiones, incluso para mejor.

En los cinco primeros números de The New Teen Titans (la serie de 1984), el villano Trigon volvió a la Tierra y amenazó con conquistar el mundo. Haciendo uso de sus poderes demoníacos, convirtió la Torre en piedra, igual que buena parte de Nueva York. Estos episodios fueron publicados por Planeta DeAgostini en Clásicos DC: Nuevos Titanes nº 18 y 19. También se pueden leer en el tomo The New Teen Titans: The Terror of Trigon.
Clásicos DC: Nuevos Titanes nº 39

Tiempo después, cuando los Nuevos Titanes estaban en guerra con la Sociedad Wildebeest durante la saga Cacería de Titanes, la Torre sufrió el ataque de los miembros de la Sociedad Wildebeest, quienes pusieron explosivos y la derrumbaron. Esto ocurrió en The New Titans nº 76, publicado por Planeta DeAgostini en Clásicos DC: Nuevos Titanes nº 39. 

El cuartel general de los Nuevos Titanes quedó definitivamente destruido. Además, perdieron la propiedad sobre la isla, la cual fue comprada por el empresario Robert Long. En realidad, era Lord Caos, el hijo corrupto de Donna Troy venido de un futuro en el que había conquistado el mundo. En ese futuro, su base de operaciones, una gigantesca pirámide, estaba situada precisamente en la isla de los Nuevos Titanes, de ahí que cuando viajó a nuestra época también la situó allí. Esto se pudo ver principalmente en los números 90, 91 y 92 de The New Titans, publicados por Ediciones Zinco en Nuevos Titanes: Caos Total nº 1 y 2.

En 1999, en la nueva serie The Titans, el grupo recuperó la isla y reconstruyó la Torre, con un diseño similar a la original. Sin embargo, había una gran diferencia: en realidad, por cuestiones de seguridad la base de operaciones estaba bajo tierra, mientras que la Torre como tal era un simple holograma. Desgraciadamente, las medidas no fueron suficientes: los Titanes permitieron la entrada de Epsilon, quien en realidad era un villano, y este generó una explosión que destrozó completamente el lugar. El episodio en el que ocurrió esto está inédito en España.

Nuevos Titanes: Juegos
En 2003, en Teen Titans, el guionista Geoff Johns situó la nueva Torre de los Jóvenes Titanes en una isla, pero en San Francisco. Además, el diseño era diferente del original, por obra y gracia del dibujante Mike McKone. Más adelante, en una aventura en la que los Jóvenes Titanes se enfrentaron con un grupo de Deathstroke, la acción transcurrió en la vieja isla de Nueva York. 

En 2011, DC Comics publicó la novela gráfica New Teen Titans: Games (Nuevos Titanes: Juegos), una historia que debía haberse publicado a finales de los años 80 pero que, por circunstancias, no vio la luz hasta 20 años después. Como ya no había por qué estar adscrita a la continuidad de la época, Marv Wolfman y George Pérez se tomaron la libertad de hacer cosas que, en principio, no debían ser posibles. Gracias a esto, al final del cómic la Torre era destruida en una gran explosión, aunque luego se señalaba que se reconstruiría.

En el Nuevo Universo DC, los Jóvenes Titanes no tienen la Torre como cuartel general.