Home » , , , , » El Superman de John Byrne en España

El Superman de John Byrne en España

Escrito por Raúl Peribáñez el sábado, diciembre 08, 2012 | sábado, diciembre 08, 2012

Muchos lectores nos sorprendemos cuando DC Comics anuncia un nuevo reboot de Superman u otros personajes, esto es suprimir la continuidad e iniciar una nueva desde cero. A veces, hasta nos indignamos por ello: sentimos que están retirando esa versión que nosotros tanto apreciamos. Sin embargo, y nos guste o no, lo cierto es que la continuidad en el Universo DC siempre ha sido así: más que la continuidad, lo importante es la visión personal del autor. Uno de los ejemplos más evidentes de este planteamiento es el del propio Superman. Ya en 1971 hubo un primer intento, si no de reboot al menos sí de relanzamiento: el guionista Dennis O'Neil cambió varios aspectos del personaje para hacerlo más interesante: Superman perdió parte de sus poderes, la kryptonita perdió el efecto que tenía en él y todos los personajes estrafalarios dejaron de aparecer, además de que como Clark Kent cambió el Daily Planet por una cadena de televisión. Tiempo después, a principios de los años 80, Marv Wolfman también puso su granito de arena presentando a Lex Luthor y Brainiac con un aspecto y motivación más acordes con los tiempos que corrían. Sin embargo, no fue hasta 1986 que el Hombre de Acero fue renovado de arriba abajo a partir de Crisis en tierras infinitas y gracias a la labor de John Byrne. Visto hoy en día, su versión de Superman puede que no sea tan impactante, pero en su momento fue una verdadera revolución porque cambiaba elementos que hasta entonces habían permanecido intocables durante décadas: desde la forma de dibujar al personaje a cómo era el planeta Krypton, desde la nueva personalidad de Lex Luthor a adoptar por fin el formato de 22 páginas... Todo cambió.

Por aquel entonces, la publicación de DC en España corría a cargo de Ediciones Zinco, la cual ya había probado suerte con una serie de Superman que contenía episodios previos al reboot. Solo hacía falta echarle un vistazo a esos cómics para darse cuenta de que el personaje se presentaba de una forma desfasada: detrás de las geniales portales de Eduardo Barreto o Gil Kane venían historias anodinas a más no poder, los dibujos ya anquilosados de Curt Swan... Mientras Spiderman protagonizaba una buena etapa de Roger Stern y John Romita Jr., el primer superhéroe de la historia estaba para el arrastre. Y las malas vibraciones que transmitía eran mayores en nuestro país, que tradicionalmente ha sido más de Marvel que de DC. Por esto, el Superman de John Byrne fue un verdadero revulsivo, porque demostró que también se podían hacer buenos cómics con este personaje, que DC también podía molar.

Esta edición de Zinco consistía de cuadernos de 32 páginas que contenían un capítulo completo y medio de otro. En los cinco primeros números se publicó The Man of Steel y a partir del sexto, las series regulares Superman, Action Comics y The Adventures of Superman, esta última realizada por Marv Wolfman y Jerry Ordway -aunque tiempo después, también se la apropió el propio Byrne. A los dos años aproximadamente, el canadiense dejó el personaje habiendo hecho más de 70 cómics entre series regulares, series limitadas (Mundo de Krypton, con Mike Mignola) y especiales (Los ladrones de la Tierra, con Swan y Ordway). Por suerte, sus sucesores no solo mantuvieron el nivel de calidad, también enriquecieron la leyenda de Superman con multitud de nuevos personajes y elementos.

Durante años, la edición de Zinco era la única forma de disfrutar de estos cómics. Hacia finales de la década de los 90, creo recordar que la mexicana Vid importó un recopilatorio de The Man of Steel; no puedo decirlo con seguridad porque nunca vi un ejemplar. Pero no fue hasta 2006 que Planeta DeAgostini reeditó toda esa etapa y el material siguiente en un coleccionable titulado Las aventuras de Superman. Recordemos que ese año se estrenó la película Superman Returns, era un buen momento para intentar captar lectores y qué mejor material que este. Desgraciadamente, este coleccionable mostraba algunos detalles incómodos para los ojos más avispados: el primero, sin duda, las simplonas portadas que presentaban cada ejemplar, que no lucían ni tan siquiera el clásico logotipo de Superman; el segundo, el tipo de letra elegida para escribir los textos, que no era ni remotamente similar a la rotulación original; y el tercero, la ausencia de páginas en unos determinados episodios.

Este año 2012, el Superman de John Byrne ha vuelto al mercado español, esta vez en una edición de tomos en tapa dura y de la mano de ECC. En realidad, el material del que se parte es el mismo que el del coleccionable de Planeta (el coloreado es el mismo), pero esta edición luce un aspecto mejor en todos los sentidos: las portadas tienen un diseño muy elegante, las fuentes utilizadas son las adecuadas, los rótulos están adaptados al español (en la edición de Planeta, se mantenían como en el original y se daba una traducción en letras pequeñas)... todo esto además de incluir textos escritos por el propio Byrne. Eso sí, el precio también es mayor: casi 20 euros por tomo. De momento, han aparecido dos tomos: el primero contiene The Man of Steel completa y Superman nº 1 y el segundo, Superman nº 2-4, Action Comics nº 584-587 y The Adventures of Superman nº 426 (el único no hecho por Byrne).

Es de suponer que si las ventas acompañan durante 2013 veremos los siguientes tomos recopilatorios con aventuras como el cruce con la Legión de Superhéroes o el polémico encuentro con el General Zod, además de otras muchas delicias de este fenómeno de los años 80.

0 comentarios :