Home » , , , » [Reseña] Superman: El reinado de Juicio Final

[Reseña] Superman: El reinado de Juicio Final

Escrito por Raúl Peribáñez el martes, junio 25, 2013 | martes, junio 25, 2013

Guion: Steve Lyons, Dan Didio, Philip Tan, James Robinson, Jeff Lemire, Paul Cornell
Dibujo: Ed Benes, Philip Tan, Brett Booth, Miguel Sepúlveda, Marco Rudy, Pete Woods, Jesús Merino, Kenneth Rocafort, Axel Giménez
Portada: Kenneth Rocafort
Recopila Steel nº 1, The Outsiders nº 37, Justice League of America nº 55, Superman / Batman Annual nº 5, Superboy nº 6 y Action Comics nº 901-904.

El reinado de Juicio Final tiene cierto valor histórico, pues recopila la última aventura del Superman pre-The New 52, esto es el del "viejo Universo DC". En las páginas de este libro se cierra la historia que se inició en 1992 cuando Juicio Final mató a Superman y, poco después, este volvió a la vida a la vez que aparecían otros cuatro aspirantes a ser el Hombre de Acero: Acero, Erradicador Superboy y Superman Cyborg. Todo esto condujo al evento El reinado de los superhombres, donde... Bueno, seguro que no hace falta contar todo esto esto, ¿verdad? El tema es que antes de dar carpetazo a la continuidad, los responsables de DC Comics decidieron reunir una vez más a todos estos personajes y despedir la saga de Superman por todo lo grande.

Como podéis ver arriba, este tomo contiene capítulos procedentes de varias series, ya que estamos ante un crossover entre series tan dispares como The Outsiders y Superman / Batman. Y como suele pasar en estos casos, la calidad sufre un vaivén según el capítulo con el que estemos, pues unos están mejor y peor que otros. En realidad, la historia se puede leer perfectamente con los episodios correspondientes a Action Comics, pero es comprensible que ECC Ediciones incluyese todo el material relacionado. Voy a comentarlos uno a uno.

El primer episodio corresponde a la serie Steel -que aunque lucía el número 1 en la portada, en realidad no era el comienzo de una serie regular. Aquí vemos a John Irons volviendo a vestir la vieja amardura de Acero y enfrentándose a un Juicio Final que ha desarrollado nuevas habilidades. Básicamente, es un comic de acción y con poca emoción, ya que cualquier lector presupondrá que Acero no va a ganar. Primero porque sabemos que no está al nivel de Juicio Final, y segundo porque, obviamente, de conseguirlo, terminaría la historia.


El segundo capítulo es más de lo mismo, con Juicio Final yendo a por el Erradicador. Como esta etapa está inédita en España, creo conveniente señalar que en estos momentos el Erradicador era miembro de los Outsiders, de ahí que salga en un comic de este grupo. Hay que señalar también que se cuelan algunas subtramas que no tienen nada que ver con El reinado de Juicio Final, sino que vienen de episodios anteriores y que más bien están relacionadas con todo el jaleo de Nuevo Krypton. El guionista es Dan Didio, así que... En fin, qué le vamos a hacer.

A continuación viene un episodio procedente de la serie Justice League of America, que por entonces estaba escrita por James Robinson, quien también había estado escribiendo las aventuras de Superman. El comic parece un baturrillo de argumentos: Supergirl lamentando la desaparición de Nuevo Krypton, el grave estado de Alan Scott, las apariciones de lanterns: Boodika (un Alpha Lantern) y Saint Walker (un Blue Lantern)... ah, sí, y la aparición de Juicio Final, que es lo que justifica la inclusión. Entre que Robinson hacía una Liga de la Justicia irreconocible y que aquí se mezclan muchos argumentos, el comic es casi indescifrable. Todo hay que decir que, al menos, el final es llamativo.

Y así es como pasamos al quinto Anual de Superman / Batman, donde por fin la historia comienza a coger un poco de interés, pese a que no se aleja de la idea de ver a Juicio Final dándole piñas a algún miembro de la Familia Superman. Como la historia sigue inmediatamente lo visto en el episodio de la Liga, seguimos con la presencia de Supergirl y de Batman, en parte también porque así parece que tiene sentido que El Reinado de Juicio Final se desarrolle en esta colección. Personalmente, lo de ver a alguien sin poderes como Batman (Dick Grayson) sobreviviendo a Juicio Final... no me gusta. Estamos hablando de una bestia del nivel de Hulk, que de puñetazo puede reventar un tanque, así que Batman no debería tener ninguna oportunidad contra él. Por otra parte, hay un salto cualitativo con la entrada del dibujante Miguel Sepúlveda, que prácticamente deja al nivel del betún a Ed Benes y Brett Booth.


La acción salta a Superboy, donde también encontramos con subtramas propias de la colección y sin ninguna relación con este crossover. A estas alturas de la saga, uno ya se tiene que plantear ciertas cosas: ¿es el mismo Juicio Final el que ataca a toda la Familia Superman? Es más, a lo largo de estos cómics podemos apreciar que el monstruo ha desarrollado nuevos poderes, y este comic no es una excepción. ¿A qué se debe estos cambios? La verdad es que la idea de Juicio Final con nuevas habilidades no es una novedad; durante la etapa de Chuck Austen e Ivan Reis en Action Comics, incluso tenía intelecto. Por cierto, que menuda diferencia entre aquellos cómics dibujados por el brasileño y este, donde Marco Rudy intenta dibujar un combate épico, pero no lo consigue.

Por fin, llegan los episodios de Action Comics y con ellos Superman, que hasta ahora no había aparecido aun. Con toda la Familia atrapada por Juicio Final, este peculiar grupo tiene que encontrar la forma de escapar hasta que intervenga el Hombre de Acero. En este tramo final es cuando la historia realmente se vuelve interesante. El guion completo es de Paul Cornell, que venía haciendo una etapa bastante interesante, y los dibujos son de Pete Woods y Jesús Merino, dos habituales en los cómics de Superman desde 2006 en adelante. Quiero destacar especialmente el trabajo del gaditano, que durante mucho tiempo ha estado a la sombra de Carlos Pacheco y que sin él, ahora brilla con luz propia. Como dibujante, aun le quedan muchas horas de aprendizaje, es verdad, pero como entintador... es tremendo. Solo ver cómo entinta a Acero, por el aspecto metálico que luce, ya vale la pena.


En conclusión, yo diría que estamos ante un comic que puede ser interesante para los aficionados de Superman, sobre todo para quienes venían siguiendo sus aventuras desde hace tiempo y quieren ver el gran final de la continuidad post-Crisis. Para el resto, no me parece una compra recomendable, ya que los primeros episodios no aportan gran cosa y solo los últimos son los verdaderamente importantes.